En el camino a la Libertad

Archivo para la Categoría "La Búsqueda De La Feminidad"

La Búsqueda de la Feminidad

  

Antes de seguir avanzando en el conocimiento de mi propia feminidad, quisiera plasmar lo que he descubierto hasta ahora, a pesar de que en mi búsqueda llegue a cambiar de parecer. 

Estoy en ese punto en el que aun veo a las mujeres bajo su enfoque, pero sin perder de vista el mío propio. He pasado más de un año sin pintarme ni enjoyarme, ni tacones, etc, al descubrir que estas prácticas son medios de sumisión de la mujer, bellas cadenas para que estemos mas pendientes de estar bonitas y difuminar con los pinceles nuestra propia identidad, nuestra ancestral sabiduría, nuestra verdadera fuerza.

Sin embargo, reflexiono sobre el origen de estas costumbres, antes de que fueran atribuidas propiamente a las mujeres. Busco un sentido al uso que le damos actualmente a esta decoración del cuerpo y me sorprendo apreciando la belleza de tal colorido, en la propia naturaleza. En las aves que visten sus cuerpos con plumas de colores, en los peces, las mariposas, las flores, los árboles… Es natural que el ser humano quiera imitar tal belleza, pero sin descuidar la suya propia. Es muy importante reconocerse ante el espejo, amarse tal y como uno es. Parece una tontería, pero muchas mujeres sólo se miran al espejo para maquillarse y buscarse defectos que cubrirán con hermosas pinceladas. Eso es peligroso, porque pierdes la noción de tu propia identidad, no te reconoces ante el espejo, no te amas y eso te lleva a no estar conforme con nada.

Pienso incluso en las tribus ancestrales y los atuendos rituales para las ceremonias, para diferenciarse socialmente, como ahora. Vestirse de determinada manera para ciertas cosas, es propio de nuestra especie. Ahora vestirse de determinada manera solo para salir a la calle por el simple hecho de ser mujer, es un absurdo. Es una forma de esclavitud, de no amarse uno mismo, de la no aceptación y la negación de la felicidad, de la negación de una misma. 

Durante este año me he encontrado con el rechazo por ir con la cara lavada, sin pendientes, ni tacones. He salido de ciertos círculos y he entrado en otros. Curiosamente yo no me he sentido más identificada con ellos, pues para mí sigo siendo yo misma. Y ahora que he vuelto a decorarme, de nuevo cambian los círculos sociales, sin cambiar nada en mí, solo mi propia aceptación.

He vuelto a arreglarme, pero no como antes, no para ocultar nada, si no para decorar mi cuerpo, como los árboles, como los peces y las mariposas, en un intento de acercarme aun más a la naturaleza. Sin perder de vista quien soy y enfocando mi feminidad en otra perspectiva. Disfrutando de ser mujer, tierra, misterio, fuerza. Soy humana. 

Maribel.

A %d blogueros les gusta esto: