En el camino a la Libertad

Archivo para la Categoría "El Viaje a la Felicidad"

La Felicidad es la Ausencia de Miedo

El miedo es una emoción que nos alerta de un peligro. En todos los animales, es muy útil para la supervivencia, pero sólo cuando el peligro es real. En los humanos a menudo el miedo representa un peligro que no es real, es desproporcionado en cuanto al daño o no tiene nada que ver con la supervivencia. Esto es lo que se denomina terror.

Tener miedo a atravesar una calle oscura llena de maleantes, tiene su lógica pues existe un peligro real. El problema es cuando imaginamos que en todas las calles oscuras hay maleantes o damos por hecho que no nos pasará nada si vamos por calles iluminadas. Por costumbre o educación malintencionada, tendemos a generalizar. Nos dejamos llevar por lo que hemos aprendido sobre el peligro, bien por nuestras propias experiencias o por las de otros. Esto nos hace obviar las alertas reales, las cambiamos por pánicos, fobias, terrores que tenemos previamente clasificados en nuestras mentes.

Cuando haya que atravesar una calle oscura vacía y la alternativa sea una calle iluminada llena de maleantes, por costumbre iremos por la calle iluminada porque “nunca sabes qué puede salir de la calle oscura”. Si hiciésemos caso a nuestro sentido del peligro, automáticamente iríamos por la calle oscura, dado que la amenaza real son los maleantes. Pero no podemos evitar tener miedo a la oscuridad, porque nos han enseñado a tenerlo. Es irracional y anula nuestro sistema de alerta natural.

Deberíamos empezar a tomar conciencia de cuáles son los peligros que realmente nos acechan hoy en día. Deberíamos analizar esos supuestos miedos que tenemos tan bien asimilados. El miedo es la emoción que da la alarma, deberíamos ser capaces de tomar una decisión coherente con el peligro que nos amenaza en ese momento. Pero somos humanos.

Lo único que podemos hacer es tomar conciencia de cuáles son las amenazas que realmente entrañan un peligro. El resto, las que nos han enseñado, suponen un desgaste inútil de energía, una pérdida de nuestro tiempo vital. Una vez superados los miedos absurdos, experimentas un incremento de la felicidad.

A %d blogueros les gusta esto: